Diario de cómo se hizo la campaña de marketing más barata de la historia.

Todo comienza allá por diciembre de 2015, cuando decido cambiarme al local de la C/Ferraz nº72, junto la sede del PSOE. Nos la prometíamos muy felices por estar junto a ellos y la posible visibilidad que nos proporcionarían cuando fueran noticia, pero nuestra felicidad duró bien poco ya que los vecinos nos impidieron poner un rótulo comercial en el escaparate de nuestra oficina y más tarde nos dimos cuenta que tampoco nos permitirían colocar en la acera el globo que tan famoso se ha hecho, ni siquiera en ocasiones especiales…

Así pasó el tiempo, cada vez que el PSOE era noticia allí estaban los cámaras, la mayoría del tiempo enfocando la sede del PSOE. Siempre salía el periodista haciendo sus crónicas de frente a la puerta de la sede, pero nuestro local jamás se veía o muy de refilón, solo cuando entraba un coche por la puerta de su garaje.

La falta de un rótulo luminoso que nos hiciera más visible me consumía muchas noches. Siempre le daba vueltas a cómo hacer para que las crónicas fueran en diagonal para salir en las noticias y no de manera frontal como hasta ese momento estaba sucediendo. Además teníamos otro inconveniente añadido: te puedes hacer amigo de los periodistas y de los cámaras que están en la calle para pedirles ese favor, pero luego no tendríamos control sobre lo que se hiciera en la redacción porque normalmente editan y suelen evitar sacar la marca, cosa que también encuentro lógica.

Con estos antecedentes llegó el día 28 de septiembre. Dimiten 17 miembros del comité federal del PSOE y la calle Ferraz se convierte un plató de televisión, un hervidero de periodistas que ocupan las dos aceras de la calle sin dejar ni un hueco para el transeúnte e iban a estar ahí hasta el sábado… Empecé a pensar rápidamente de qué manera podríamos sacar ventaja de tanto medio de comunicación. Había un montón de periodistas que iban a estar 3 días acampados junto a la oficina y no tenía tiempo de hacerme el simpático con todos ellos ni sabía cómo, se palpaba la tensión, pero la pista me la dio el tiempo y las circunstancias en las que trabajan: ver a tantos periodistas durante 10 horas en la calle, en una semana en la que hizo un calor de justicia, escribiendo en sus portátiles de rodillas, apoyados en una farola, en las vallas metálicas de las aceras, en los bolardos. Todo menos la comodidad de una redacción y ni por asomo la comodidad que nosotros teníamos dentro de nuestra oficina.

Así que me dije si a estos profesionales que las están pasando canutas les ofrecemos algo que les mejore sus condiciones de trabajo posiblemente lo agradecerán y alguno podrá girar un poco la cámara y enchufar la oficina, esto no lo pueden editar y quitar ya que el periodista está haciendo su crónica en directo. ¿Pero qué teníamos nosotros a mano que les pudiera venir bien? Contábamos con una nevera en la sala de formación llena de botellines de agua helada… y el sol pegó con fuerza todo el día … por lo tanto, a la hora del cierre, me atreví a decírselo a los agentes que estaban todavía en la oficina. He de reconocer que estuve todo el día dudando, lo hago no lo hago, lo hago no lo hago, pero justo el día anterior grabé un video blog titulado “LA IMPORTANCIA DE HACER” donde vengo a decir que si tienes una idea no le des muchas vueltas y hazla, analiza el resultado de la acción y después la modificas si es necesario, la amplias o pasas a otra, pero que no te quedes quieto sin hacerla… pues me acordé y me dije si no haces lo que dices te estás engañando a ti mismo… Fue cuando me decidí y pasé a la acción. Me acuerdo perfectamente que justo en ese momento, antes de salir, les dije a las chicas que bajaran a la sala de formación y cogieran toda el agua que había para repartirla entre los periodistas que de  seguro lo agradecerían y con suerte alguno girase lo suficiente la cámara y esa noche salir en el telediario.

Y así hicimos: repartimos agua y tomamos tres o cuatro fotos que inmediatamente subimos a Facebook. Después nos fuimos a casa a esperar para ver el Telediario. Telecinco y TVE abrieron ese día con nuestro local de fondo. Fue muy emocionante cuando el grupo de wasap de trabajo empezó a inundarse de mensajes que no paraban de sonar: salimos en la 1, ahora en Telecinco… Nunca sabré si ese giro de cámara fue motivado porque dimos agua helada o porque tocaba ese plano aquel día, pero a mí me surgió otra idea y automáticamente mandé un mensaje al grupo: “Chicos ¿y si mañana hacemos unos bocatas de jamón y repartimos más agua, lo acompañamos con el globoman y sacamos el otro globo a la puerta, digan lo que digan los vecinos? ¿Qué os parece?” Respuesta afirmativa del grupo. Esa noche me fui a la cama emocionado por lo que íbamos a hacer al día siguiente y aunque teníamos algo de lío, sacaríamos tiempo para hacer lo necesario.

Jueves, día 29 de septiembre. Me levanto media hora antes, dejo a los peques en el cole y me voy a la compra. Me hago con 100 botellines de agua, 1 kg de jamón serrano en lonchas y 15 barras de pan. Importe total los famosos 30€. Ya en la oficina colocamos el globo de aire en la puerta y nos ponemos a trabajar. Nuestro gozo en un pozo: sólo ha pasado una hora desde que está puesto y ya ha venido una vecina a decirnos que quitemos el globo. Jarro de agua fría una vez más… Por suerte, mientras el globo todavía estaba inflado, una miembro del comité federal del PSOE decide ir a la sede por nuestra acera y salimos en todas las cadenas de televisión…. ¡Subidón de nuevo! Acto seguido, llamo a una amiga de la Cadena Ser que se llama Marta y le digo que divulgue la noticia entre sus compañeros que a las 13:30h repartiremos agua y bocadillos de jamón: “¡No será verdad!” me contesta y le respondo que esté atenta y corra la voz.… Y así se quedó la cosa.

Sobre la 13:00h, cuando habíamos empezado a montar los bocadillos, entra a la oficina una redactora de Telemadrid acompañada de un cámara: “Buenos días, he visto que habéis puesto un globo y que lo habéis quitado, me pregunto si os importa que os haga unas preguntas de como veis el follón que se está montando en la calle, tenemos que hacer una crónica para el telediario y si no os importa os grabamos” ¡Claro que no nos importaba! (es lo que estábamos buscando). “Por cierto – continúa – muchas gracias por el agua de ayer nos vino muy bien” “Pues no sabes lo que estamos preparando para hoy” le contesto, “Hemos comprado más agua y estamos montado 50 bocatas de jamón”. La redactora no sabía si creérselo o no y le ofrezco subir con el cámara a la planta superior de la oficina donde tenemos un comedor para el personal y que grabe como los estamos preparando.

Así fue nuestra primera aparición en los medios, en el Telediario de las 14:00h, me hicieron una entrevista acompañada de imágenes de la elaboración de los bocadillos y lo repitieron a las 12:00 de la noche

Mientras tanto el tiempo se nos echaba encima y todavía teníamos que hacer el reparto. Además, yo ya tenía concertada una visita a las 13:30h con un compañero que venía a ver la oficina y se quedaba a comer.  Me coloqué el Globoman y salimos a la calle a repartir los bocadillos y el agua entre los periodistas que de primeras se quedaron muy sorprendidos porque no entendían nada: 15 personas uniformadas con un polo blanco de RE/MAX, con bandejas de bocadillos y cajas repletas de botellas de agua, dándoselas sin pedir nada a cambio y acompañados de un tío metido en un globo que mide 2 metros de alto paseando por la acera entre todos ellos. Fue un primer impacto brutal, no lo esperaban, pero si lo agradecieron mucho.

Alrededor de las 14:30h, mientras estaba con mi visita, recibo un wasap de mi amiga de la Ser: “Jorge ¡sois la bomba! Mis compañeros agradecen muchísimo el detalle que les ha encantado… Por cierto… ¿Es posible que sobre las 16:00h hagamos una crónica de lo que esta pasando en la C/Ferraz? Carles Francino quiere hablar contigo en directo ¿qué te parece?” “¡Qué me va a parecer! – respondo – ¡Por mi genial!” Entonces no tenía ni idea de lo que esa entrevista iba a generar después…

Hicimos la entrevista y fue de maravilla, divertida, amena, yo más nervioso que un flan y se me ocurre decir la famosa frase de  “A mi esta acción me ha costado 30€: 100 botellines de agua, 1kg de jamón serrano y 15 barras de pan para hacer 50/60 bocatas” Me salió de manera espontánea y desde el  corazón que yo creo que al final es lo llega a la gente. Durante toda la tarde, mientras estaba trabajando, no paraba de recibir wasap de compañeros y amigos que nos han visto en Zapeando de la Sexta metido en el Globoman y diciéndome que somos unos fenómenos. ¡Otro subidón!

A las 19:00h me llama alguien de Las Mañanas de 4: dice que ha escuchado la entrevista con Francino mientras iba en el coche y que le ha parecido genial que si nos importaría hacer un reportaje en directo al día siguiente por la mañana. ¡Cómo no! Con esta alegría nos vamos a casa a ver qué ponen en el Telediario… ¡Fue espectacular! Las imágenes con las declaraciones de la miembro del comité del PSOE delante del globo RE/MAX junto a nuestro escaparate en todas las cadenas de televisión y todos los informativos abriendo con la noticia del día pero con la cámara desplazada lo suficiente para que saliera el local además de la sede del PSOE. El wasap de grupo ardía por lo emocionados que estábamos todos, así que para el siguiente día más bocatas y más agua.

Viernes 30 de septiembre: mismo ritual, comprar agua, más jamón y pan. Sabíamos que el día anterior algunos periodistas se habían quedado sin bocadillo y decidimos hacer más, el doble. Yo estaba de los nervios porque había quedado a las 11:00h en la oficina con el redactor de 4 y no tenía muy claro lo que querían hacer. Justo a esa hora,  llega Lucas y me dice que vamos a entrar en directo en el programa Las Mañanas de 4 y que me hará unas preguntas su presentador Javier Ruiz. Estoy otra vez en directo, muy nervioso, me hace una entrevista en un tono muy ameno, elogiando la estrategia de marketing, agradeciendo el servicio a los periodistas y me pregunta que si en estos días he tenido esta idea, qué es lo que tengo preparado para el sábado que va a ser el no va más desde el punto de vista informativo y que estarán todos los medios de comunicación posibles. Una vez más, con mi espontaneidad habitual, se me ocurre decir sin pensar que si me dejaran yo haría una paella en mitad de la calle Ferraz y les cedía gratuitamente las instalaciones a los periodistas para que pudieran cargar sus móviles, los portátiles y escribir en una mesa sentados y no de cuclillas y de mala manera… A la media hora tengo un wasap de Javier Sierra, presidente de RE/MAX España: “Jorge si consigues quien te haga la paella,  yo te la pago y ponemos el broche final” “No hay huevos presi” le dije “Tú hazlo y la liamos” responde.

Rápidamente nos pusimos a buscar quien nos podía hacer una paella para 200 personas en 24 horas… complicadísimo. Tiro de redes sociales y contacto con el administrador de un grupo de Facebook que hacen arroces y paellas, le explico la situación y de inmediato me coge el guante y lo organiza, llámate a este y él te lo hace.

Hecho, cierro con él y le pago la mitad de la paella por adelantado; pero a todo esto, a la vez teníamos que hacer 100 bocatas, repartir 100 botellas de agua y sacar el Globoman… Contábamos con el tiempo justo, cuando entra a la oficina un redactor de Antena 3 preguntando cuándo íbamos a repartir los bocadillos. Le contesto que sobre las 13:30H o 13:45h porque habíamos tenido follón y no nos daba tiempo antes.

Me responde que si lo pudiera adelantar nos lo agradecería para salir en el Telediario de A3. Le digo que por supuesto nos da tiempo y entonces todos a correr. A las 13:15h salimos y volvimos a liar la mundial, otra vez repartiendo los bocadillos, agua y con el Globoman.

Ahora bien, nadie sabía lo que teníamos preparado para el día siguiente: una paella gigante para 200 personas. Nuevo reto: ¿Te imaginas que contratamos una paella gigante y no se entera ni Dios? Ya que vamos a hacer algo grande por lo menos que se entere la gente. Decidimos, entonces, hacer unas octavillas y repartirlas entre los periodistas y en esto, me dice un redactor de 13TV: “¿Esto mismo me lo podrias decir a cámara? Me falta un hueco en programación y esto vendría bien. Es para el Telediario de Urdaci”. ¡Pues al Telediario de nuevo voy!

Terminamos la jornada, sin olvidar que habíamos organizado esa misma tarde el 2º Txiky Chef para 20 niños del barrio en nuestra cocina y al finalizar nos tomamos algo con parte del equipo.

Pedro Sánchez convoca rueda de prensa a las 20:30h y pensamos: ¿Te imaginas que anuncia que dimite y se anula todo? Tenemos un camión con una paella gigante desde Valencia de camino…

Por suerte no dimitió y el plan siguió adelante. Además esa noche en OK diario sale la octavilla de: Mañana paella para periodistas y junto con el Telediario de 13TV la voz se va corriendo.

Nos vamos a dormir, cansados pero muy satisfechos. RE/MAX ROSALES ya es viral. Volvemos a salir en telediarios y programas políticos, pero no saben lo que se está preparando para el día siguiente. El anuncio de la paella les sorprende lo mismo que el primer día que repartimos bocadillos. No se lo creen.

Sábado 1 de octubre: Operación paella.

Los sábados, salvo por cuestiones importantes del negocio, no abrimos pero ese sábado teníamos claro que parte del equipo y yo estábamos disponibles para armarla gorda. Quedamos a las 10:00h en la oficina, el camión de la paella llegaría sobre las 11:30h estando lista para las 13:30h, compramos 200 botellines de agua…

Primer inconveniente: la calle Ferraz estaba llena de manifestantes y la habían cortado, ¿Cómo descargamos los 200 botellines de agua? ¿Dejarán pasar al camión de la paella?

Llegamos a Ferraz y efectivamente la calle cortada, paro delante de un policía le doy los buenos días y le digo: “Agente, soy de la inmobiliaria que está junto al PSOE y tengo que descargar 200 botellines de agua y además viene un camión para hacernos una paella dentro del local para 200 personas” la respuesta del policía fue: “Tu eres el de los bocatas ¿no? Anda, intenta pasar marcha atrás desde Marqués de Urquijo con cuidado, el camión de la paella te está esperando”

Así lo hicimos, hablamos con los policías que estaban en el otro extremo, nos dejan pasar. Cuando los periodistas nos ven descargar el agua y ven bajar una paella de 1,50m de diámetro de un camión, se empieza a correr la voz. “¿No será verdad que vas a hacer una paella? La respuesta fue “Si, pero solo para vosotros. Estoy super agradecido de lo que habéis hecho por mí y la repercusión que me habéis dado ayer. Aquí estoy y acordaros de que podéis usar la oficina para lo que queráis”

 

Mientras llegaba el resto del equipo, mi hijo de 11 años y yo nos fuimos uno por uno a los periodistas que estaban en ambas aceras de la calle Ferraz, agradeciendo el trato recibido y corriendo la voz de que a las 13:30h tendrían el arroz preparado. Me seguían mirando asombrados, hasta que sobre las 11:30h se enciende el fuego, empiezan a freír la carne, ponemos un cartel en la pantalla gigante del escaparate: Hoy paella para los periodistas.

La prensa empieza a desplazar su atención del PSOE a las puertas de nuestra oficina y a preguntarnos qué estábamos haciendo. Algunos estaban al tanto de lo sucedido en días anteriores pero no de lo de la paella y empiezan a alucinar, comienzan a entrar cámaras en la oficina, me piden entrar en directo otra vez con la Cadena Ser, después con Radio Nacional, OK Diario también me graba, Espejo Público me pide grabar y hacerme preguntas, después me vienen los de la Sexta Noche, Radio Cataluña, incluso medios de comunicación franceses que también se hacen eco.

 

Twitter, la red social por excelencia de los periodistas, empieza a subir vídeos y a elogiar nuestra propuesta de Marketing y llega un momento que no sé cómo, la oficina está llena de periodistas haciendo sus crónicas. La oficina se convierte en una redacción multi marca, los periodistas empiezan a elogiarnos por lo que habíamos logrado y a las 14:50h empezamos a repartir el arroz. Teníamos miedo de que aquello fuera un desmadre, pero todos colaboraron y a los periodistas como los de la Sexta y los de 4 que abrían telediario a las 14:00h les llevamos nosotros mismo su ración de arroz ya que no se  podían mover al estar emitiendo en directo, con lo cual volvieron a estar súper agradecidos y una vez que nos aseguramos de que todos los periodistas hubieran comido y no querían repetir, repartimos el resto de la paella al público que había en la zona con lo que la acción de posicionamiento de RE/MAX ROSALES había vuelto a ser todo un éxito.

Durante toda la mañana y parte de la tarde dejamos a los periodistas seguir utilizando nuestras instalaciones y a las 17:00h aproximadamente dimos por finalizada la acción. Cerramos la oficina y nos volvieron a felicitar. Twitter seguía ardiendo y nuestra red social por excelencia que es Facebook para los inmobiliarios empezó también a arder con los videos en directo que habíamos colgado y los colegas empezaron a compartir y difundir.

 

El domingo, tremendamente cansados, seguimos recogiendo elogios y apariciones en todas las televisiones y en las redes sociales; durante la tarde del domingo intercambiamos por wasap todas las imágenes y muestras de cariño que iban apareciendo en las redes y los medios….

Y hasta aquí el diario de cómo se hizo y como se vivió la acción de Marketing más barata del mundo inmobiliario, que nosotros tengamos constancia.

De esto saco 5 conclusiones:

  • Toda debilidad te termina haciendo fuerte.
  • La constancia y la perseverancia siempre tiene resultado.
  • Cuando lo que haces, lo haces de corazón y desde la humildad, tarde o temprano se te devuelve multiplicado.
  • Como decía en el video blog “LO IMPORTANTE ES HACER”
  • Hacer feliz a los demás no siempre tiene que ser con algo caro, muchas veces sabiendo escuchar, con muy poco das mucho.

La próxima vez no sé qué hare ni como lo hare, solo sé que volveré a estar alerta para volver a intentarlo. Para volver a hacerlo.

4 Comentarios

  1. Pingback: Rio de sangre, solidaridad inmobiliaria en Madrid - Begoña de Mayoball

Deja un comentario