EL ROBLE DE ALPEDRETE

 

Este articulo está dedicado a título póstumo a mi cuñada Lujan, la cual después de luchar con la enfermedad no ha podido lograr vencer la batalla; cuando la detectaron el cáncer yo la dije que no se preocupara que ella era el ROBLE DE ALPEDERTE (vivía ahí), que de esta salía, pero no pudo ser y allí donde este, seguro que nos estará dando fuerzas para continuar con nuestra labor en la tierra.

Una vez que te pasa una cosa así, te planteas muchas otras cosas, ya que somos tan tontos que cuando lo tenemos todo creemos que no tenemos nada; mi cuñada sí que ya no tiene nada o por lo menos junto a los suyos, ya le gustaría a ella mirarse su ombligo y estarse quejando de las chorradas de las que todos nos quejamos todos los días, nos creemos el centro del universo y lo único que somos es un nada en este mundo de egoísmos; qué culpa tiene mi cuñado de que le pase esto y mis sobrinas que culpa tienen de ser adolescentes a de repente pasar a ser adultas y saber que el colchón de mami ya no está; mi hija la mayor a perdido a su madrina, quien la protegerá si falta uno de sus padres…en fin os podéis imaginar ahora lo que nos puede importar, la política, los sinvergüenzas de los políticos, la prima de riesgo, los catalanes y sus tonterías y todo lo que no sea consolar a una madre que ha perdido a su hija a unas hijas que han perdido a su madre a una familia que en 5 meses sin quererlo ni beberlo a perdido a un familiar querido en la flor de la vida con 45 años.

Y para los escépticos que dicen que el esfuerzo no vale la pena y siempre llega a resultados, comentaros como una empresa en crisis y sufriendo la crisis se ha portado con uno de sus trabajadores que siempre lo dio todo; desde los 18 años, por esa empresa, ella trabajo en el CASINO GRAN MADRID de torrelodones empezó desde abajo y ahora era la jefa y hasta qué punto lo ha dado todo por el casino que ellos para que no se preocupara de su familia y dedicase el 100% de sus energías en ponerse buena la ascendieron en vida y se han encargado de pagar todas sus deudas (hipoteca; coche…) pagar el carnet de conducir a su hija mayor que estaba en el paro y prometerle un puesto de trabajo en cuanto ese carnet sea una realidad.

Vale o no vale la pena haber trabajado por esa empresa, yo desde aquí solo puedo decir en mi nombre y supongo en el de mi familia MUCHAS GRACIAS, gracias por demostrar que aunque siendo una gran empresa, hay corazón y la gente que trabaja y se esfuerza no es un mero numero, sino que es una persona que está ahí y que es parte de un todo, no sé si he descubierto algún secreto pero creo que merece la pena decir en voz alta que esta empresa merece la pena.

Para cambiar de tercio y no sufrir un cortocircuito con el teclado del ordenador porque lo estoy inundando, dedicarle también este articulo a una seguidor que además de leerme me debe dinero y se permite el lujo de cuestionarme si soy o no soy buena persona; yo entiendo que lo soy, porque jamás he dejado a deber nada a nadie y cuando he sufrido penurias el ultimo en cobrar he sido yo, yo no soy el que he vendido un piso en 105.000.000 de las antiguas pesetas y me he pirado sin pagar y no soy el que he estado desaparecido 5 años y cuando me encuentran y tengo que pagar (porque así lo dice una sentencia firme) pido paciencia y una rebaja, pero si soy el que confió en la justicia y si he esperado 5 años, esperare 7, pero cobraré, con intereses, costas y todo lo que la ley me diga que tengo derecho y, yo si le podre explicar a mi hijo, porque hago las cosas, porque las hago desde el corazón y no creo que usted pueda decirle eso mismo a su hijo, que tanto lo pone por excusa.

Lloro cuando tengo que llorar, como ahora; pero cuando tengo que defender a mi familia, sea de sangre o sea RE/MAX ROSALES, que también es mi familia, soy como un león defendiendo a su cachorro.

En fin me despido de vosotros sabiendo que en lo alto se están formando las raíces de un roble que nos va a mandar para que nuestro comportamiento sea lo más fuerte y recto posible, allá donde estés, danos fuerzas, descansa en paz.

 

Deja un comentario