FORTALEZA MENTAL

Nuestra profesión vista desde fuera es de lo más sencillo incluso a veces hasta frívola o de oportunistas, “engañas” a un señor para que te deje enseñar su piso, recibes tres llamadas, lo enseñas, te lo compran y te has ganado 6.000€/10.000€ o los euros que hayas podido arañar a un propietario y si tienes mucho arte al comprador tambien, que de todo hay, la mayoría de la gente que no conoce mi profesión me comentan” vaya chollo tenéis, con vender uno al mes ya tenéis cubierto los gastos…”

Esto mismo visto desde dentro, tiene otra lectura, cualquier inmobiliario te argumentaría miles de cosas para razonar todo lo que cobramos y porque lo cobramos, pero para mí fundamentalmente y por no alargarnos, es que trabajamos  y cobramos a EXITO; si vendes cobras, si no vendes NO, entonces habrás perdido, tiempo y dinero.

Para que el ratio de aciertos sea superior al de errores, nos inflamos a cursos de especialización (captación en exclusiva, gestión del tiempo, negociación y cierre, home staging, marketing, lenguaje corporal, fiscalidad, urbanismo, consumo….)  de manera que cada exclusiva que consigamos se convierta en éxito y no en fracaso.

Pero precisamente, para lo que no hay un curso, es para LA GESTION DEL FRACASO o muchas veces lo que es peor, la GESTION DEL ÉXITO, o lo que es lo mismo para “LA FORTALEZA MENTAL” que tanto los gerentes, como los agentes inmobiliarios, tenemos que tener para gestionar nuestra actividad.

Nosotros los inmobiliarios tenemos que estar preparados mentalmente para el fracaso, nos pasamos el día siendo rechazados, para conseguir una exclusiva tenemos que llamar a un montón de personas que nos dicen NO, una vez que conseguimos la exclusiva, tenemos que hacer un montón de vistas, de las cuales el 99% de ellas, simplemente nos rechazan y solo 1 nos dice SI y la que nos dice que Si, no tenemos la seguridad del que el propietario nos acepte esa propuesta, por lo que es muy posible que una vez más seamos rechazados y volvamos a la casilla de salida. Además una vez que conseguimos vender, nos vuelve a entrar el pánico ya que tenemos que volver a conseguir un montón de rechazos para volver a conseguir otro si (exclusiva), lo que mentalmente va minando nuestra confianza en nosotros y en nuestra capacidad de trabajo.

Paradójicamente, el ÉXITO también hay que saber controlarlo, ya que si te pasas mucho tiempo recibiendo calabazas y tienes la suerte o el buen hacer de hacer dos tres operaciones seguidas y si además alguna de ellas es de las buenas, solemos ser tan tontos y egocéntricos de creernos que los buenos somos nosotros, que el éxito ha llegado a nuestra vida para quedarse y empiezas a dejar de hacer lo que tienes que hacer, que no es otra cosa de dejar de sentir rechazos de los clientes, se está mejor recibiendo alabanzas de lo bien que lo haces que de volver otra vez a ser mortal porque tú ya eres de los buenos y te mereces otra cosa…

El éxito de nuestra profesión está en la FORTALEZA MENTAL de cada uno y de cómo sepamos gestionar nuestro día a día, nuestros ingresos dependen de nosotros mismos, el que hoy vendamos 5 pisos, no te garantiza que mañana vendamos otros 5, el que hoy podamos captar 5 inmuebles no te garantiza de que mañana captemos otros 5, cada día es diferente al otro, lo que hoy te sale bien, mañana te sale mal; no se pueden estandarizar procedimientos y hacer siempre lo mismo, cada cliente es un mundo, la rutina no existe y el fracaso esta llamando todo el día a tu puerta en cuanto te relajes, podemos trabajar en una oficina grande o pequeña, apoyarte un equipo mayor o menor, pero la verdad es que todo el día te lo pasas compitiendo contra ti mismo, porque tendemos a no sufrir y lo fácil es ponerte las tareas a realizar, pero lo difícil es llevarlas a cabo y no distraerte con tonterías y dejar la tareas más odiosas o las que sabes que te van a decir que no para otro día.

Por eso hay pocas inmobiliarias que lleven más de 10 años en el mercado y agentes menos todavía, podemos poner la excusa de la crisis, los bancos y lo que querías, pero este que os escribe, en 22 años de profesión ha visto de todo y lo que me quedara por ver, pero cuando las cosas han venido del revés, la solución ha estado en mí mismo y en la manera de enfocar las cosas, EL ENFOQUE LO ES TODO.

Por eso, el consejo de este Blog, es que cuando estéis pasando una racha mala, parar a pensar donde estáis fallando vosotros y cuando tengáis una racha buena, pensar que pronto vendrá la mala y no os comportéis como un capullo, porque todo lo que sube baja.

Si usted es un futuro cliente de Remax Rosales, que sepa que mis agentes están mentalmente entrenados para llevar a éxito el encargo que nos quiera poner, porque garantizamos sonrisas, solamente nos tiene que poner a prueba.

 

Jorge del Rio.

Broker/propietario de Remax Rosales

Deja un comentario